PASOS DE LA AVENTURA

¿Cómo llegar a Caño Cristales?

Caño Cristales es uno de los mayores atractivos turísticos de Colombia: conoce cómo es la experiencia de visitar este lugar.

Caño Cristales es un río mágico es un paraíso escondido en los confines del departamento del Meta, específicamente en el municipio de la Macarena, más cercana al departamento del Caquetá (Colombia). Este lugar resalta por su belleza natural, sus aguas traslucidas con algas de diferentes colores como rojo, amarillo y verde.

En los últimos años ha mejorado la conectividad a este icónico destino de Colombia. El turista que reside en Bogotá solo debe contactar a una agencia de viajes que ofrezca planes turísticos para el destino. Esta es la mejor manera para viajar con la garantía de antemano de alimentación, excursiones y alojamiento.

Por lo general, dichos planes abarcan un lapso de tres o cuatro días en fines de semana o puentes festivos, lo cual es tiempo suficiente para conocer los atractivos del lugar. Sin embargo, es algo que puede cambiar en las tendencias del nuevo viajero, pues varios actores de la industria han manifestado que los turistas pospandemia preferirán los destinos sostenibles y rurales, y con estadías más prolongadas.

Pasos en la aventura en Caño Cristales.

El vuelo desde la capital de Colombia dura aproximadamente una hora. Una vez en La Macarena los guías de turismo locales reciben a los viajeros y posteriormente los conducen a sus alojamientos.

Las jornadas comienzan muy temprano para aprovechar el tiempo al máximo. Después del desayuno, los excursionistas emprenden un viaje en lancha de 20 minutos por el río Guayabero para abordar luego los jeeps que los llevarán a las inmediaciones de Caño Cristales tras un viaje de otros 20 minutos por una carretera destapada. En este punto, solo un breve trayecto a pie separa a los excursionistas de Caño Cristales.

Durante tres días, los guías de turismo asignados a la excursión son los encargados de conducir a los turistas por los distintos brazos del río, ilustrarlos sobre la fauna y flora local, atender cualquier inquietud y, por supuesto, informar y velar por los cuidados ambientales que requiere una zona de estas características.

(Lee también: Caño Cristales, el río pintado de colores)

Caño Cristales cuenta con cuatro brazos diferentes que ofrecen al turista una diversidad de parajes paradisiacos y pozos cristalinos que irradian con su belleza.

Caño Cristales Mario Carvajal.jpg
La conectividad para ir a Caño Cristales ha mejorado en los últimos años.

La conectividad para ir a Caño Cristales ha mejorado en los últimos años.

En la caminata se puede atravesar el rio, subir colinas e internarse en el follaje. Cada paraje ofrece una sorpresa, ya sea con una nueva cascada, un nuevo pozo para sumergirse o una nueva visión de los tonos de colores de sus aguas.

La jornada transcurre entre fotografías y paradas permanentes en las que el viajero puede refrescarse del potente sol llanero y degustar un delicioso cerdo asado que se sirve a la vera del río entre hojas de plátano, tres ser preparado horas antes por diestras cocineras de este municipio de Colombia.

Además, como la idea en este paseo magistral es que el viajero pueda conocer el mayor número de atractivos en la región, los días restantes se invierten en recorrer los otros brazos de Caño Cristales y en subir al mirador. Se trata de una montaña mediana en cuya cima puede apreciarse el curso del Guayabero y la inmensidad del panorama, un remate perfecto para aquellos viajeros que no quieren dejar de conocer un milímetro de este destino de Colombia.

Ahora bien, la visita a este enclave de Colombia no puede dejar de contemplar una muestra típica de la cultura llanera. Por esta razón, la noche después de la excursión está reservada para una agrupación llanera que al son del arpa, la maraca, el cuatro y la voz única del cantante acompaña a los turistas mientras saborean la típica ternera a la llanera (también llamada mamona) que se sirve acompañada de la mejor yuca y ají.

Temas relacionados

Postea en tu Facebook