Estudios

¿Hay posibilidad de contagiarse de Covid-19 en un avión?

Diferentes estudios determinaron que los riesgos de contagio de Covid-19 en un vuelo son bajas. Las razones y las pruebas.

El riesgo de contagio a bordo de un avión es mínimo. Así lo demuestra un estudio del Departamento de Defensa de Estados Unidos, que indica que una persona que viaja en avión debe permanecer 54 horas sentado junto a un enfermo de Covid-19 para contagiarse.

El riesgo de contagio de coronavirus en un vuelo es de 0,0003%, según estos estudios realizados sobre 300 personas.

Tanto Boeing como Airbus y Embraer hicieron sus propios testeos. El primero rastreó el movimiento de las partículas en la cabina al toser y respirar y concluyó que sentarse en un avión es similar a estar a más de 2 m. en otro espacio en tierra. Los B777 y B767 evaluados eliminaron las partículas 15 veces más rápido que un sistema de ventilación doméstico típico y entre 5 y 6 veces más rápido que las especificaciones de diseño recomendadas para las salas de operaciones o de aislamiento de pacientes de hospitales modernos.

Por su parte, Airbus señaló que hubo menor exposición al contagio de Covid-19 en un avión que en un entono no aeronáutico como un aula o un restaurante. El estudio lo realizó en un A320, para ver cómo las gotas resultantes de la tos se mueven dentro del flujo de aire de la cabina. La simulación calculó parámetros como la velocidad del aire, la dirección y la temperatura en 50 millones de puntos en la cabina, hasta 1.000 veces por segundo.

¿Por qué no hay riesgos de contagio en un avión?

En el mismo sentido, IATA señala que la probabilidad de contagiarse de Covid-19 en un vuelo es muy baja y explica las razones:

  • Posición del asiento: el pasajero está sentado mirando hacia adelante en lugar de mirar a otra persona, lo que reduce la posibilidad de contagio.
  • Respaldos de los asientos: una barrera adicional para la propagación del Covid-19 es que los respaldos altos actúan como una barrera sólida.
  • Alta tasa de flujo de aire: las investigaciones han demostrado que el flujo de aire en un avión (desde el techo hasta el piso) es menos conductivo para la dispersión de gotas que otros entornos o modos de transporte similares.
  • Intercambio de aire: los aviones modernos ofrecen un alto flujo de aire y tasas de reemplazo, combinados con filtros de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA) de grado hospitalario que son 99,9% más efectivos para eliminar virus, bacterias y hongos. El aire de la cabina se cambia cada 2-3 minutos.

De todos modos, desde la IATA ofrecen ciertas recomendaciones para volar seguro y evitar contagiarse de Covid-19.

Temas relacionados