destinos

Escapada a la nieve desde las capitales de México

Cinco destinos de nieve para conocer y disfrutar de actividades de aventura, todos ellos ubicados en las inmediaciones de las principales capitales e México.

Siempre asociamos México con playas, ruinas arqueológicas y grandes ciudades con cultura autóctona. Sin embargo, también despliega otros paisajes, como montañas con nieve.

Aquí exploramos estos cerros desde las principales capitales de México, gracias al asesoramiento de Despegar.

  • El Nevado de Toluca: es la cuarta montaña más alta de México, con 4.600 m. Su nombre original es Xinantécatl y en realidad se trata de un volcán extinto, donde es posible presenciar la primera nevada entre diciembre y enero. Sus nueve picos se visten de blanco creando una de las mejores vistas naturales en los alrededores de la ciudad de Toluca. Los visitantes podrán practicar senderismo y ascender a dos de sus montañas más populares: el Águila y el Fraile, que rodean parte de su cráter, donde es posible contemplar las lagunas del Sol y la Luna. Además, es posible hacer actividades extremas como rappel, ciclismo de montaña, escalada o alpinismo, siempre acompañados por un operador especializado.
  • Barrancas del Cobre, Chihuahua: uno de los destinos más populares de la Sierra Tarahumara que se cubre de nieve al llegar el invierno. Además ofrece experiencias únicas como la posibilidad de practicar campamentismo, alpinismo y ciclismo de montaña. Pero además se puede conocer a los rarámuris, lugareños que usan vestimenta tradicional llamada sipúchaka y las mapáchaka. Una de las mejores formas de llegar a este lugar es saliendo desde la ciudad de Chihuahua a través de El Chepe y disfrutar de un viaje en el único tren de pasajeros en México.
  • Pico de Orizaba, Veracruz: abundante en historia y tradición, cuenta con la leyenda de que el dios Quetzalcóatl subió un día por las faldas de este volcán buscando el camino hacia la eternidad, y al llegar al cráter, el fuego calcinó su cuerpo y su alma tomando forma de quetzal. El Parque Nacional Pico de Orizaba, ubicado a casi seis horas de Ciudad de México y a cuatro horas de Veracruz, también tiene opciones para practicar senderismo de media montaña, ciclismo de montaña o caminatas entre ríos de aguas cristalinas y cañones.
  • Volcán Popocatépetl, Puebla: la escalada no está permitida por su gran actividad eruptiva, pero se puede ingresar al Parque Nacional Itza-Popo Zoquiapan, una de las reservas protegidas más antiguas de México que resguarda las montañas de la Sierra Nevada. A dos horas de Ciudad de México, este lugar ofrece seis rutas de senderismo perfectamente señalizadas para hacerlas por cuenta propia.
  • La Rumorosa, Baja California: es un destino que se cubre de nieve en el invierno y debe su nombre al sonido del viento que, al golpear contra sus formaciones rocosas, parecen escucharse voces. Tras recorrer la carretera llena de curvas peligrosas que serpentea en medio de la Sierra Juárez y que forma parte de la Carretera Federal de Tijuana-Mexicali, se puede llegar a este lugar con vistas panorámicas hacia formaciones rocosas color ocre creadas por la erosión.

Temas relacionados