EUROPA

República Checa: escapadas desde Praga a Moravia Central

A 280 km. de Praga, en República Checa, se encuentra Moravia Central, una región que mixtura enclaves patrimoniales y marcos naturales. Aquí, sus imperdibles.

Tomando como punto de partida a Praga podemos delinear un itinerario que mezcla sitios patrimoniales y parajes naturales espectaculares. Estamos en Moravia Central, una interesante región para hacer turismo en República Checa. Y estos son sus imperdibles:

Olomouc, capital de Moravia Central.

La capital de Moravia Central ostenta, después de Praga, la segunda reserva de monumentos históricos más importante de República Checa. Declarada Patrimonio de la Humanidad, es además un destino respetuoso de las tradiciones eclesiásticas de antaño.

SVLI-090-Olomouc-Kopecek-2.jpg

¿Qué visitar en Olomuc?

  • La Columna de la Santísima Trinidad: la exhibición más grande de esculturas barrocas de Europa Central. Situada en la Plaza Alta, se la puede observar desde la torre del ayuntamiento o desde uno de los tantos cafés que se encuentran en sus inmediaciones.
  • Ayuntamiento: data del siglo XIV, con un estilo originario gótico, se compone de una alta torre, curvas de las esculturas en la singular columna y un reloj heliocéntrico, uno de los pocos existentes en el mundo, que muestra la posición de los planetas sobre el trasfondo del Zodíaco. A lo largo de su historia fue varias veces reconstruido y equipado con distintas figuras móviles. Para ver cómo funciona hay que estar a las 12.
  • Conjunto de las fuentes históricas: reflejan el arte barroco de la época antigua y fueron plasmados con la inspiración de la mitología antigua, según reflejan los nombres de Neptuno, Hércules, Júpiter, Tritón, César y Mercurio. Es que según una leyenda, Olomouc fue fundada por el emperador romano Cayo Julio César, y por eso su estatua ecuestre se alza en la plaza.
  • Catedral de San Wenceslao: una de las obras góticas centroeuropeas más bonitas, cuya torre principal es la segunda más alta de República Checa. Además, ostenta la campana más grande de Moravia. A su importancia corresponden el exterior, las decoraciones interiores y el hecho de que en la cripta están sepultados los obispos y arzobispos de Olomouc.
  • Palacio del Arzobispado: hasta hoy día sigue siendo residencia de los arzobispos de Olomouc, visitado a lo largo de su existencia por un gran número de importantes personalidades de la historia europea. Allí hay que conocer la Gran Sala en la que almorzó el Papa Juan Pablo II, la Sala del Trono en la que ascendió al trono austríaco el emperador Francisco José I, o la Sala de Recepciones en la que el zar ruso Alejandro I y el emperador austríaco Francisco I concertaron su procedimiento contra Napoleón.
  • Museo de la Archidiócesis: fundado gracias a Juan Pablo II, para entender la importancia religiosa de este enclave.

Castillo de Bouzov.

Muy cerca de Olomuc, el Castillo de Bouzov es un imperdible de República Checa. A diferencia de otras residencias medievales, el castillo nunca fue cayó en ruinas. Desde finales del siglo XV estuvo en manos de los Caballeros de la Orden Teutónica.

¿Qué conocer en el Castillo de Bouzov?

  • Prestar atención al mobiliario: proviene mayormente de las colecciones privadas de archiduque Eugenio y en parte de las colecciones de la Orden Teutónica. Los equipos modernos han sido fabricados a medida, especialmente para el edificio.
  • Capilla: es la parte más valiosa del castillo, de estilo neogótico, que ostenta un altar gótico y está decorada con las lápidas sepulcrales de los maestres de la orden que datan de los años 1395-1515.
  • Armería: con muestras de armas se encuentra en la sala gótica del antiguo castillo originario.
  • Espacios habitables del castillo: los aposentos representativos y salones varios, incluyendo la distribución histórica de calefacción y agua.
  • Fortificaciones: la atalaya, las habitaciones del vigía y la estructura en general.
  • Sótanos: los niños disfrutarán de una exposición de dragones y los caballeros luchadores.

Monasterio de Velehrad.

El monasterio de Velehrad y su basílica representan el centro espiritual de República Checa. Es el lugar donde se celebran anualmente romerías nacionales en las que participan decenas de miles de personas.

Fundado en el siglo XIII, al pie de las montañas Chřibské hory, el monasterio se caracteriza por su estilo barroco plasmado tras su reconstrucción por un incendio ocurrido en 1681.

La parte más importante del monasterio es la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción y de San Cirilo y Metodio, la iglesia de peregrinación más importante de República Checa.

En julio Velehrad es el lugar de celebración de la anual Romería Nacional, organizada con motivo de la fiesta de San Cirilo y Metodio.

Los jardines de Kroměříž.

2016_09_15_1022_Kromeriz_05_retus.jpg

Prolijos y con detalles únicos, los jardines de Kroměříž son una verdadera obra de arte, destacados como Patrimonio Mundial.

El laberinto de plantas, la original decoración de flores y las esculturas forman parte de esta propuesta que se aprecia durante el verano. En forma complementaria se puede descubrir el palacio barroco, sede de verano de los arzobispos de Olomouc.

¿Qué más visitar? La ciudad de Uherské Hradiště, conocida por su folclore tradicional.

Montañas de Jeseníky.

Montañas, cuevas, saltos de agua y miradores forman parte de Jezeníki donde practicar senderismo y cicloturismo en primavera verano y otoño.

Uno de los senderos para hacer es el de Bílá Opava, de unos seis km. de longitud, que atraviesa puentes, escaleras, pontones de madera y saltos de agua; además de los famosos pinos de Jeseníky, con sus típicas copas que tienen la forma de cilindro y ramas curvadas hacia abajo.

La cima dominante de Jeseníky es Praděd, la montaña más alta de Moravia. Desde una plataforma de cristal, ubicada en la torre de televisión de Praděd, se abre la vista a los alrededores.

montañas jeseniky Libor Svacek titulo 3.jpg

También es posible conocer las aguas brillantes del embalse de la central hidroeléctrica de Dlouhé stráně o realizar una excursión de Praděd a Červenohorské sedlo, por el valle del río Desná, un camino por un barranco rocoso, algo difícil pero gratificante.

La otra opción es la ruta que conduce a lo largo del albergue turístico Švýcárna, que se transformó de una cabaña de pastores a un chalet montañoso clásico.

En invierno, los complejos de esquí de Ramzová, Dolní Morava y Kouty nad Desnou son los destinos de la zona.

Spas en Luhačovice

Edificios que llevan el sello de la arquitectura de secesión, fuentes minerales con propiedades curativas y plazas floridas son algunos de los componentes de Luhačovice, el balneario más grande de Moravia. La ciudad ofrece un sinnúmero de hoteles con diversas opciones de wellness.

Otras opciones cercanas de balnearios son Priessnitz de Jeseník. Paseando a lo largo de un arroyo con varias paradas, podrá disfrutar de un agradable baño para los pies con acupresión, distintos chorros de agua o terrazas donde descansar sin que nadie ni nada le perturbe.

Temas relacionados

Postea en tu Facebook