Los agobiados de la ciudad

Hoy, como transeúntes locales o visitantes, no apreciamos ciertos detalles de una arquitectura escondida entre variados ornamentos y la pátina del tiempo transcurrido. Pero, si nos detenemos algunos minutos y observamos en detalle, descubriremos algunos edificios ubicados en distintos puntos de la ciudad. Son "Los Agobiados" de la ciudad.

La arquitectura de la ciudad de Buenos Aires de principios del siglo XX se vio conmovida por la modernidad que llegaba de Europa. Viejas casonas coloniales y casas de alto son demolidas para ser reemplazadas por nuevas construcciones de estilo italiano y francés.

En esos tiempos la Argentina, el granero del mundo, pretendía presentarse como un país pujante, fuerte, rico. Hoy ya no puede mostrarse como una ciudad baja, perdida en la inmensidad entre el Río de La Plata y la llanura pampeana. Apoyar el progreso, desarrollar la nueva cultura y, en lo arquitectónico, sostener las estructuras de los grandes edificios, fue la exigencia.
Hoy, como transeúntes apurados no apreciamos ciertos detalles de esa arquitectura escondida entre variados ornamentos y la pátina del tiempo transcurrido. Pero, si nos detenemos algunos minutos y observamos en detalle, descubriremos en algunos edificios ubicados en distintos puntos de la ciudad, sosteniendo balcones y arquitrabes, a solitarios y sufridos personajes(1) que cumplen desde hace más de un siglo con un pesado trabajo. Son "Los Agobiados" de la ciudad.

Creados como elementos decorativos, según los gustos y la moda de la época, algunos de ellos muestran rostros con gestos de sufrimiento y agobio provocados por el esfuerzo. Otros destacan musculosos cuerpos masculinos apenas cubiertos con pieles de animales o taparrabos. Y no faltan en esta colección bellas figuras femeninas de líneas clásicas cubiertas con túnicas.

Solitarios y silenciosos estos personajes seguirán sosteniendo antiguos frentes de edificios en una ciudad que continúa transformándose, ahora con menos arte y más vidrio.

freddydelapuente@yahoo.com.ar