ENOTURISMO

Turismo del vino: destinos para vivir la experiencia en Colombia

Para los amantes y curiosos del vino, Boyacá, Santander y el Valle del Cauca son algunos de los destinos más populares para hacer una ruta de enoturismo.

A pesar que en Colombia el turismo del vino no es muy popular, el país cuenta con varias zonas que se dedican a la producción de esta exquisita bebida. Para los curiosos, expertos o amantes de este producto, hacer un recorrido por alguno de los viñedos se convierte en un gran plan para disfrutar con amigos o familia.

Las actividades relacionadas con el enoturismo se basan en el proceso de elaboración del vino, por medio de actividades como catas o degustaciones. Asimismo hay recorridos a caballo o caminando por cada uno de los viñedos.

Cinco destinos para hacer enoturismo en Colombia

1. Villa de Leyva, Boyacá

Este es uno de los pueblos más hermosos del país que se caracteriza por su aspecto colonial, gastronomía y viñedos. Este destino es uno de los principales productores de vinos como el sauvignon blanc, cabernet sauvignon y malbec.

Actualmente, por la vía principal entre Villa de Leyva y Sutamarchán existen varios viñedos que ofrecen a sus visitantes la experiencia de realizar una cata y conocer todas las propiedades de esta bebida.

2. La Unión, Valle del Cauca

El lugar perfecto para conocer el proceso industrial del vino, es en La Unión. Un hermoso municipio que resguarda la historia y cultura detrás de esta bebida. Allí se puede visitar el Parque Nacional de Uva y el Museo de la Uva y el Vino.

Además, existen varios viñedos, entre los que se destaca la Casa Grajales, una de las empresas productoras de vinos más grandes del país. Al visitar este lugar se puede aprender del proceso, historia y condiciones del vino en Colombia.

3. Mesa de los Santos, Santander

Este lugar se caracteriza por sus tierras fértiles, hermosos paisajes, zonas cafetaleras y enormes viñedos.

Un buen plan para descansar del agitado ritmo de la ciudad, será degustar el vino envejecido y recorrer los hermosos viñedos mientras se disfruta de la naturaleza.

4. Nobsa, Boyacá

Gracias a sus características climáticas, este pequeño pueblo boyacense cuenta con diversos viñedos y bodegas con una gran variedad de vinos, chilenos, argentinos, españoles y colombianos.

A diferencia de otros destinos, Nobsa cuenta con su propia Fiesta de Bienvenida a la vid en el Valle del Sol Vid & Vino Internacional, en la que se elige la Reina del Vino Regional durante diciembre.

5. Zapatoca, Santander

En zonas rurales de este municipio se pueden encontrar varios viñedos, cada uno con un toque distinto. Además, el pueblo tiene varios restaurantes, cafés y bares que ofrecen una amplia oferta de vinos de la región.

El Viñedo Sierra Morena, es uno de los más populares de Zapatoca, ya que brinda una experiencia distinta sobre el vino Perú de La Croix. Allí los visitantes pueden conocer el proceso del cultivo de la vid y probar el vino orgánico.

Más notas sobre enoturismo

Mendoza: los caminos del vino en bicicleta

Ranking: ¿Cuáles son las 50 mejores bodegas de vino del mundo?

Temas relacionados

Deja tu comentario